• Las espinas del alma

Comentarios del autor

Un saludo a todos. Mi nombre es Francisco Javier Llorente, autor de la obra «Las espinas del alma». Una novela escrita desde el corazón, desde lo más profundo de mí. Intento hacer una reflexión sincera acerca de la vida y del mundo, en especial de la relación entre los seres humanos, lo que nos hace prosperar y lo que nos daña y pervierte nuestro futuro, así como tratar las dificultades que los hombres encuentran para avanzar en su vida, también contemplar las maldades de las que formamos parte, tanto de manera activa como pasiva dependiendo del momento y el lugar. 

Lo he llamado «Las espinas del alma» porque he imaginado un alma pura que es dañada por corazones que sólo laten por quien los porta, como si el alma fuera el bien y el corazón fuera el que defiende al humano que lo acarrea, conlleve ello el mal o no. En realidad, mi cerebro pragmático y analítico reniega de la existencia de esa esencia llamada alma pero mi parte literaria comprende que el lirismo que aporta el alma es superior si existe que si negamos su existencia y nos fuerza a buscar palabras que definan lo mismo que ella aporta. Por otra parte, siempre estoy abierto a aceptar que convivimos con muchas cosas y circunstancias que contradicen nuestra lógica y pueden existir, pues nuestra lógica no es un dogma que todos, ni siquiera la realidad, tienen por qué aceptar.

Si lees la novela podrás comprobar que se habla en presente y a veces en segunda persona, otras veces es uno de los personajes quien lo hace; probablemente, pensarás que soy yo quien habla y escribo mis sensaciones acerca de lo que está en la obra acaeciendo. Puede que esto sea así o puede que no, de hecho, he estado tentado de acabar el libro asegurando que el autor no se hace responsable de las opiniones vertidas en el libro pues no soy yo quien habla sino algún ser desconocido quien narra y maltrata a los personajes o los ensalza dependiendo de las acciones que llevan a cabo y si esas acciones son del agrado de ese narrador.

No reflejo nombres ni lugares, ni siquiera un tiempo en el que esta historia se desarrolló, lo dejo a vuestra imaginación pues no me parece relevante en una historia así. Lo importante es lo que se cuenta, las aterradoras historias que viven los personajes y el futuro que cada uno acaba por sufrir. 

Según como veas el libro, considerarás que se trata de una obra de terror, una tragedia, un drama, algo sobrecogedor. Aunque quizá también puedas ver que es una novela de amor, muy diferente a lo que entendemos por ello pero al final ese sentimiento tiene una presencia brutal en esta obra plagada de dolor.

Todo nace de la observación, son ya muchos años vividos y muchos sinsabores sufridos, también me sobrecojo con las terribles historias que alcanzan penosamente la cotidianidad. Siempre actos del ser humano que daña a los demás y he visto que el egoísmo es quien nos mueve, a ti, a mí y a todos los que nos acompañan en esta aventura vital. No soy un alma atormentada, tan sólo soy una persona que abre sus ojos y entiende desde la objetividad lo que podemos alcanzar, lo que podemos esperar, las heridas que el mundo hace sobre nuestra piel, sobre nuestra alma mortal. También contemplo la esperanza, siempre impregnada de nuestra caducidad, no es pesimismo, es una triste realidad, pero también entiendo que no podemos dejarnos llevar por la desesperanza con la que esa realidad nos ataca, debemos vivir y nada más. Intentar que el daño que hagamos a los demás sea el mínimo y tan sólo por motivos que aporten a nuestro devenir, es ley de vida, nadie quiere sucumbir por ayudar a quien no conoce, no es algo natural, no lo es en la humanidad. Vivamos en paz y en armonía, en el fondo, es lo que la novela quiere transmitir.

Comentarios cerrados.

  • Una obra de Francisco Javier Llorente

  • El libro