• Las espinas del alma

Malvado

Mis ojos malvados y marchitos viajan a través del tiempo

recordando la fuerza que tuve y que jamás retornará

dañando a los hombres que sufrían por mi voluntad sangrienta

amo de la nada, de la ira y de mi terrible soledad

anhelando la carne que mortificar de una forma cruenta

tan sólo de aplicar dolor y de muerte es de lo yo que entiendo

…….

¿De dónde mana tanto odio y rencor por la humanidad?

¿Quién edificó la alta torre del mal en mi interior?

Nací enfermo del mal, jamas tuve una oportunidad

no creo en ningún dios, yo no creo en algo superior

pues si ese dios existiera no permitiría jamas

que mi rostro fuera esta infame máscara de terror

……….

No persigo la lástima, no espero la redención

tan sólo la justicia que me llevaría a sufrir

morir sin merecer ese tan valorado perdón

que yo ahora deseo con fervor aun más que el vivir

palabras vacías que dañan mi alma de muerte herida

nada merezco nada anhelo ni siquiera la vida

………..

Soy acólito del mal, la esencia podrida de la humanidad

si el equilibrio existe, el amanecer traerá mi final

mi epitafio se escribirá con esa sangre que hice brotar

Comentarios cerrados.

  • Una obra de Francisco Javier Llorente

  • El libro