• Las espinas del alma

Muerte o dolor

¿Qué temes más, hombre, la muerte o el dolor?

Eso escucha el anciano, eso parece proferido por el niño que porta y que trata de hacer prosperar en algún desconocido lugar. ¿Qué tememos más, acaso la muerte, acaso el dolor? Quizá ambas cosas que se unen para causarnos tanto padecimiento espiritual, pues se trata de consecuencias que atentan contra nuestros instintos, contra lo que la naturaleza dispone para perdurar. El dolor es soportable pero el dolor inmenso mucho menos lo es… y si es la antesala de la muerte, quizá el final sea un deseado epílogo al evitar el sufrimiento que padecemos con ese dolor. Pero creo que es la muerte lo que realmente tememos, así es, te digo que no saber qué nos aguarda tras ella es lo que enloquece nuestro pensamiento y lo cambiaríamos por el dolor. Las religiones inventan mundos tras la muerte y consiguen que muchas personas juren por su veracidad, sin embargo, antes de su viaje a la nada temen que eso que aseguran no sea verdad.

«Muerte en vida, alma atormentada ante el presagio del dolor, aun así clamamos por este mundo no abandonar, pues la muerte aguarda, pues la muerte espera paciente nuestra llegada, pues ella nos espera como una madre que desea abrazar a ese hijo que se fue y retorna al seno familiar. ¿Acaso venimos de la muerte, acaso de ese mundo sin esencia partimos para entrar en esta vida de dolor? Aquí sufrimos el daño que nos inflige la naturaleza y la sociedad, lo sufrimos mientras esperamos la muerte que nos ha de llevar. Por ello, no elijamos, tenemos ambas cosas tristes, las tenemos para poderlas degustar. Maldita vida que nos da a elegir entre circunstancias que nos hacen sufrir.»

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.

  • Una obra de Francisco Javier Llorente

  • El libro